COMPLEMENTOS DE FLAMENCA

Los complementos de flamenca son cada vez más creativos y originales. Ya nadie entiende un traje de flamenca de calidad sin unos buenos complementos.

Los trajes de flamenca llevan tradicionalmente complementos de flamenca. Los complementos básicos son las flores, las peinas y los pendientes. También se pueden llevar pulseras, collares y anillos. Y por otro lado, una de las prendas principales que acompañan al traje de gitana son los mantoncillos.

Las flores en el pelo.

Las flores son el complemento por excelencia para el pelo cuando nos vestimos de flamenca. Se sujetan con peinecillos o peinas bajas. Las clásicas son las rosas, pero también podemos encontrar claveles, hortensias o amapolas. Los conjuntos de flores o ramilletes son también muy utilizados, e incluso toca-dos hechos a base de flores.

Para un look más tradicional se llevan todas del mismo color, combinadas con el traje. Para uno más actual, se pueden combinar varios colores y jugar a los efectos de fríos y cálidos con la combinando con el color del traje que llevamos puesto. Las flores pueden ser de materiales artificiales o de tela, o también naturales. Ahora se llevan mucho las flores secas también.

Hay mil maneras de ponerse una flor en el pelo cuando nos ponemos un traje de gitana. Básicamente depende de la moda de la temporada y del gusto personal. Hay quien las lleva centradas en la cabeza, altas o bajas, o a un lado. Siempre se llevan incluso si el pelo va corto o suelto, en vez de recogido. También es cuestión de tener en cuenta nuestra forma y tamaño de cara. Por ejemplo, no usaremos flores muy grandes si nuestra cara es menuda.

Las peinas, peinecillos y peinetas.

Las peinas, peinecillos y peinetas son complementos que se colocan en el pelo para sujetar las flores. Las peinetas son las más grandes de todas y se lleva solo una. Las peinas también van solas, pero son algo más pequeñas. En cambio los peinecillos son pequeñitos y se suelen llevar varios sujetando las flores y el recogido del pelo. Los clásicos son de acetato de un solo color, pero últimamente los vemos llenos de pedrería o elaborados con arcilla polimérica y todo lujo de detalles y colores.

Los pendientes de flamenca suelen ser grandes y con el enganche que cubra parte de lóbulo de la oreja. Antes sólo eran de acetato en un sólo color, en forma de aros o de lágrima. Pero ahora hay millones de diseños y los de aceta-to ya no se llevan. Podemos verlos de mil materiales y colores, triunfando los artesanales que no pesan ni aprietan la oreja. Podemos encontrar pendientes ovalados o romboides, con flecos, piedras y brillos o hilos de pasamanería.

¿Por qué son importantes los complementos flamencos?

Porque terminan de vestirnos de flamenca y nos dan el look completo. En los últimos años los diseños han cambiado muchísimo. Hay diseñadores específicos de este tipo de accesorios y desde luego le dan rienda suelta a la imaginación.