QUIÉNES SOMOS

ESE TOQUE ESPECIAL

El Ajolí es una marca cien por cien onubense que se dedica al diseño y confección de trajes de flamenca, trajes y faldas de baile y espectáculos y batas de cola.  Además también crea trajes de novia y confecciones para ocasiones especiales.

Detrás de la marca El Ajolí se encuentra el diseñador onubense Pepe Jiménez (San Bartolomé de la Torre, 1947), que comienza su andadura empresarial en 1981, con un pequeño taller en su pueblo natal. Él, con una mente privilegiada que no dejaba de inventar, y su esposa Pepa dirigiendo a las costureras que iban dando vida a todos aquellos hilos y telas hasta dar con el traje que Pepe había soñado.

Pepe Jiménez es el único diseñador que ha desfilado en Cibeles en la temporada de 1989. Asimismo, sus diseños han pasado por el catwalk de Belmoda (Granada), la Pasarela de la Moda Andaluza de París (Follies Bergère) y las diferentes ediciones de SIMOF.

Actualmente, le siguen los pasos sus dos hijas, Susana y Begoña Jiménez, que continúan aportando a El Ajolí ese toque tan especial que ha caracterizado a la firma durante años.

Susana (San Bartolomé de la Torre, 1973) estudió Publicidad y Relaciones Públicas y empezó después su labor profesional tras el mostrador en el año 1997.

Begoña (San Bartolomé de la Torre, 1975) se formó en Diseño y Moda y en Patronaje Industrial. Está a cargo del taller de costura de San Bartolomé, aquel en el que su padre empezó y que hoy sigue siendo centro neurálgico de las creaciones de esta innovadora familia. Desde allí dirige en su labor artesanal a un numeroso grupo de modistas que ya forman parte inseparable de la familia de El Ajolí.

Juntas forman un equipo sin igual. Diseñan soñando sueñan diseñando, a la medida de los gustos del cliente, pero sin perder la impronta que es marca de la casa.

MATERIALES DE CALIDAD

EL GUSTO POR LO BIEN HECHO

Para El Ajolí es fundamental el gusto por los materiales de calidad. Las gasas, sedas naturales, algodones de primera. Los popelines, batistas perforadas, licras y puntos. Los adornos, elegidos con esmero y cariño, adecuados a la perfección con los tejidos.

Todo ello inunda el taller de San Bartolomé y conforma las piezas que después lucimos con orgullo por tener detrás a los Jiménez.

Pero no solo vive esta marca de bonitos diseños. La confección de esas prendas continúa la senda de lo tradicional, el respeto a antiguas técnicas de costura, el gusto por lo bien hecho y por lo hecho a mano.

El Ajolí es diferente, sus vestidos saltan a la vista en cualquier evento social, combinando a la perfección originalidad y tradición.

No en vano, Pepe Jiménez dio un vuelco al traje de flamenca, consiguiendo que se le dé la consideración que tiene hoy en día: el único traje regional que evoluciona y cambia con la moda cada temporada.

La clientela de El Ajolí es nutrida y variada. Muchas son las personalidades del mundo del espectáculo y del cine que han confiado en la marca para vestirlas. Pero entre ellas se encuentra una muy especial, la muñeca Barbie, de Mattel. En varias ocasiones, la marca de juguetes ha contado con los diseños de El Ajolí para pasarelas y exposiciones de la archiconocida muñeca, llegando a comercializar incluso un modelo llamado “Barbie Andalucía”.

Podemos decir con orgullo que nuestra ciudad cuenta con la mejor marca de moda flamenca del país. Y la buena noticia es que a El Ajolí aún le quedan muchos volantes que remallar.